Cómo realizar con éxito la maniobra de fondeo.

Aunque no lo parezca, la maniobra de fondeo es una de las acciones más complicadas a la hora de realizar una travesía.

Desde RUMBO 360° en Altea te contamos que son varios los factores y las condiciones a tener en cuenta, para que un fondeo sea cuestión de minutos o te cueste mucho más.

 

Para que puedas realizar con éxito la maniobra de fondeo una vez que has llegado al lugar en el que quieres parar con la embarcación que has alquilado en RUMBO 360° en Altea, vamos a orientarte con unos consejos y así, hacer un fondeo adecuado.

-Lo primero que hay que hacer es escoger bien el punto y el lugar exacto para preparar el fondeo.

Recomendamos que la zona escogida ofrezca máxima seguridad para la embarcación y también para la tripulación. Siempre es mejor que sean zonas amplias y tenga fondos de arena, así evitaremos el garreo, es decir, que el ancla resbale en el fondo provocando que el barco se desplace, arruinando la travesía que habías planificado. Lo aconsejable es que haya una profundidad aproximada de entre cinco y ocho metros.

-Lo siguiente es hacer la maniobra de aproarse al viento, donde lo mejor es hacerlo con poca arrancada para así controlar mejor la situación, deteniendo el barco justo antes de echar el ancla.

Se puede utilizar el molinete eléctrico, pero para eso desde RUMBO 360° en Altea te recomendamos que el motor esté encendido y el disyuntor activado.

-Llegado este momento, hay que controlar la cadena.

Lo aconsejable es soltar cadena unos dos metros más después de haber llegado el ancla al fondo. Posteriormente, hay que esperar que la cadena se vaya tensando y soltar un poco más de cadena antes de dar un tirón. Lo normal es soltar como mínimo cinco veces la profundidad del fondeo.

Es muy importante que la cadena esté alineada con la posición donde se encuentra el ancla. Una vez que estemos seguros de que el ancla no garrea, ya se puede parar el motor del barco.

-Una vez fondeados, desde RUMBO 360° en Altea como expertos en el sector de la embarcación, te contamos que es conveniente comprobar que no haya rocas alrededor donde la embarcación pueda golpearse. Por ello es conveniente vigilar y controlar el barco constantemente, para notar si el barco en algún momento garrea.

-Cuando ya hayas disfrutado de la experiencia o incluso si notas que puede producirse unas condiciones adversas, lo ideal será abandonar la zona con el tiempo suficiente para evitar quedar atrapado, así que será el momento de levar el ancla.

Lo mejor es utilizar el motor para que el molinete no descargue las baterías. Para desfondar correctamente, lo perfecto es que una persona cubra la proa e indique la dirección de la cadena y el ancla y otra persona esté al mando del timón.

 

Como puedes comprobar, la maniobra de fondeo es algo delicada, no es llegar y echar el ancla y ya está. Por eso, desde

RUMBO 360° en Altea hemos pretendido aclararte un poco mejor los procedimientos a realizar para fondear con éxito.

No dudes en consultarnos cualquier pregunta que tengas al respecto.